Tierra del viento

Y no hay llanto Sollozo Que pueda despertar al mártir No hay sonido por más fuerte que sea que desgarre el camino y lo divida. Tiembla el suelo y se hacen granitos el asfalto, suenan aleteos y chillidos antes que el rojo carmesí explote a los ojos de todos nosotros, pero no mata el ímpetu... Seguir leyendo →

Mal trueque

Camino deshabitado es el que me toca recorrer. Navegante en la solitaria mar, soy yo quien rema al lado de nadie. Vendí mi sonría al diablo, y a cambio obtuve banalidades que ya no quiero.   Herida abierta la que llevo entre los dedos, memoria desgastada de contar y repetir siempre la misma historia. Canales... Seguir leyendo →

Musa que no caduca

La juventud es feliz porque tiene la habilidad de ver la belleza. Todo aquel que conserva la habilidad de ver la belleza nunca envejece. - Franz Kafka Flor que apenas se abre Pétalos suaves y coloridos En medio de complicados estambres A la orilla yacen dormidos. Más cerca de lo marchito te encuentras pero la... Seguir leyendo →

Marcha atrás

El cansancio recorrió el cuerpo de quien caminaba acompañado. Sólo quiere dar marcha, y ya no quiere ir adelante, sino hacia atrás, hacia la gloria de la muerte que avisa y avisa y no llega. Su memoria está cansada de vivir arrecostada al cálido pasado que lo arrulla antes de dejarlo caer al acantilado donde... Seguir leyendo →

Al fin y al cabo solos

Me enganché en una flor, flor con olor a un paraíso extraño, flor que sacó espinas con el paso del tiempo. Me enamoré de un coño, con sabor a un paraíso extraño, coño que se fue con otro con el paso del tiempo. La vida era inservible, era un jodido juego de ajedrez donde siempre... Seguir leyendo →

Ayer debería ser hoy

Vestido de flores que representaba lo sutil, suave y alegre de sus ojos. Caminar y hablar se le hacía muy fácil, mientras tanto yo me escondía detrás de los demás para observarle ser y no ser.   Poseía, o quizá, posee magia. Fue como el polvo de estrellas, creadora, hacedora de momentos y emociones escondidas... Seguir leyendo →

Literatura: Apocatástasis (Relato)

En la Calle de los Músicos (como se le conoce al pequeño lugar donde se sitúan mariachis, orquestas y demás grupos musicales para ofrecer sus servicios; en donde el paisaje no es otra cosa que la estatua de un viejo músico empírico que murió años atrás; personas borrachas, prostitutas y pequeños sitios donde se puede... Seguir leyendo →

Que no nos joda el tiempo

Un día contaré historias y ya no las viviré. Un día, estarás en ellas, o desaparecerás. Un día llegará, ¿y qué será de ti? El tiempo nos juega una broma, juguemos con él y hagamos la vida un disfrute con desorden temporal. Tú me besas, y luego nos miramos. Yo te escribo y luego intentaré... Seguir leyendo →

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑